La excavación para rescatar a Julen llega a los 40 metros pero con dificultades