El último testimonio del juicio a La Manada tensa la sesión: Ella sabía que la grabaron