Rabia e indignación en Yeste por la gestión del incendio: “Se les ha ido de las manos”