Los guardias urbanos acusados de asesinar a un compañero reconstruyen el crimen