Una fuerte granizada inunda de blanco las calles de Teruel