La familia de Montes Neiro, feliz por su indulto