España, el segundo país más seguro de la Unión Europea