El Chapo Guzmán espera una sentencia que puede condenarle a pasar su vida en la cárcel