Arde el cementerio de neumáticos de Seseña, uno de los mayores de Europa