La muerte de un mujer en la explosión de su casa en Canarias podría esconder un crimen machista