Sobrevive tras nacer con el cerebro fuera del cráneo