Un kilo de alimentos por una visita a una colección privada de coches de época