La abundancia de nieve atrae a miles de turistas a las estaciones de esquí