El absentismo escolar en España roza el 30%, el doble que en la OCDE