Un pavo acapara las miradas de los turistas