A la Policía Nacional los recortes le están afectando hasta a la hora de ir al baño