Milán prohíbe los palos selfi, los camiones de venta de comida y las botellas de cristal