El portavoz del Ayuntamiento de Mérida reduce en su casa a un atracador