La delegada del Gobierno confirma que hay un sospechoso del suceso en El Madrigal