La policía toma el polígono Cobo Calleja