Bonsai, el perro que ha derretido corazones de medio mundo