Una asistente al Mad Cool graba la caída mortal del acróbata