Casi dos millones de contratos