Más del 20% de jóvenes gallegos controlan a sus parejas por redes sociales y el móvil