El complicado acceso a la zona del accidente