El piloto del avión de Seattle dijo por radio que no quería “lastimar a nadie”