El piloto del avión de Germanwings intentó abrir la puerta de la cabina con un hacha