Las últimas palabras del suicida de Seattle: "realmente no planeaba aterrizarlo"