80 niños han perdido la vida en la tragedia de Ucrania