Los investigadores internacionales logran llegar al lugar del impacto del MH17