Un héroe anónimo fallece por salvar la vida de un niño en una playa británica