Miles de personas reclaman un mayor control de las armas en Washington