Trump usa imágenes de la valla de Melilla como si fuera la frontera entre México y EEUU