Una activista italiana es acusada de violencia sexual por besar la visera de un policía