Las camisetas con la cara de Putin se ponen de moda en Moscú