Vendida por sus padres en Egipto para saldar una deuda