Siria advierte de que armar a los rebeldes es una "flagrante violación" del Derecho Internacional