El Estado Islámico ejecuta a 200 niños sirios