Los Duques de Cambridge conquistan Nueva York