Venezuela lo tiene claro: los conejos no son mascotas, "son dos kilos y medio de carne"