Comienza en Frankfurt la desactivación de una bomba de la Segunda Guerra Mundial