Un vigilante de seguridad con habilidades como tirador, en prisión desde septiembre por amenazar con matar al presidente