Los políticos independentistas presos, rumbo a Cataluña