La precampaña electoral en Cataluña, marcada por los reproches