Los miembros de la Mesa, menos Forcadell, tienen una semana para abonar la fianza