Así fue la estrategia compartida de la infanta Cristina y Urdangarin para evitar la cárcel