Independentistas encapuchados queman un retrato del Rey y una bandera española