La familia de Barberá desea la ausencia de instituciones públicas y partidos en el funeral