La fractura del PSOE se extiende a la interpretación del batacazo que refleja el CIS