Mas, aupado por miles de personas antes y después de declarar en el juicio por el 9N